La importancia de aprender idiomas en los niños

Actualizado: 22 de nov de 2019

De todos es conocido la importancia que tiene que los más pequeños de la casa aprendan un idioma desde edades tempranas, pero... ¿sabemos realmente el motivo?

Existen diversos factores que tendrán un impacto relevante en el futuro de los niños derivados de la inmersión lingüística.

Y es que, si saber más de un idioma es considerado como algo imprescindible para las nuevas generaciones, también lo es que comiencen a tener contacto con él desde edades tempranas.

Como verás a continuación, los beneficios no se resumen solamente al conocimiento de la lengua en cuestión, sino a su desarrollo como persona.


1. Facilidad de aprendizaje


Cuando somos niños, aprendemos el lenguaje de forma innata. Nuestro cerebro no se ve forzado a realizar un esfuerzo voluntario para adquirir ese conocimiento, sino que lo obtenemos según se va desarrollando nuestra estructura cerebral.


El dominio y la pronunciación será de mayor calidad y, por consiguiente, estaremos logrando que nuestros pequeños sean futuros bilingües.


Es entre los 0 y 4 años cuando nuestro cerebro genera mayor número de conexiones neuronales y, por ende presenta mayor capacidad de absorción y asimilación de la información.


2. Impacto positivo en la salud mental, y en la pérdida de la vergüenza


Existen diversos estudios que prueban los beneficios de aprender más de un idioma desde pequeños.


Una mayor capacidad resolutiva, multitarea, mejor gestión del estrés o incluso mejorando la capacidad de concentración de los mismos son algunas de los múltiples ventajas que ello conlleva.


Por otro lado, cuanto más joven es una persona, menos vergüenza suele presentar siendo esto importantísimo para la práctica de un idioma.


Es decir, superan la barrera mental del bloqueo y ausencia de confianza en su capacidad de desarrollar correctamente una conversación en otro idioma.


3. Mayor empleabilidad en un mundo globalizado


Vivimos en un mundo globalizado, donde las barreras geográficas y laborales se han difuminado.

Hoy en día, la principal barrera que existe a la hora de relaciones personales y profesionales reside en el lenguaje.

Es por ello, que obtener conocimientos de distintas lenguas no solo mejora sus posibilidades de obtener un empleo, sino que además le proporcionan una perspectiva general en su vida personal obteniendo nuevas formas de ver el mundo, nuevas culturas y, en definitiva, mayor riqueza cultura.